ALIMENTACION EN EL LACTANTE

La edad infantil es el periodo de la vida en el que es necesario establecer unos

hábitos nutricionales óptimos para conseguir un crecimiento adecuado y evitar

enfermedades relacionadas con la dieta.

Periodos de alimentación infantil:

Lactancia: comprende desde los cuatro a seis meses de vida durante los

cuales el alimento debe ser la leche materna o en su defecto las formulas

infantiles.

Periodo transicional: va desde el segundo semestre de vida hasta el primer

año, en él se incorpora la alimentación complementaria en la que se introducen

alimentos distintos a la leche materna.

Periodo de adulto modificado: comprende la edad preescolar hasta los ocho

años en los que se van introduciendo una alimentación progresiva más

parecida a la de los adultos.

Los niños según la edad que tengan poseen unas necesidades nutricionales

distintas. En los primeros meses de vida, la leche materna es por sí sola, capaz

de cubrir las necesidades energéticas hasta los 6 meses, además es el

alimento indicado y recomendado durante los 4-6 meses de vida ya que aporta

unas ventajas nutricionales, inmunológicas y psicológicas a vuestro bebe. A

partir de ahí, pueden darse carencias nutricionales por ello se establece que la

alimentación complementaria debe de introducirse a partir del quinto mes.

Cuando la lactancia materna no sea posible podemos darle fórmulas de inicio

que son elaboradas a partir de leche de vaca en la cual se han realizado

modificaciones para asemejarla a la leche materna.

Posteriormente pasaremos a las leches de continuación que son formulas a

partir de los seis meses, periodo en el cual también comienza la alimentación

complementaria. Estas fórmulas son menos complejas que las de inicio, ya que

el sistema fisiológico de vuestro bebe ya ha madurado un poco y no necesita

tantas modificaciones.

Los lactantes sanos realizan una succión efectiva, pero el reflejo de la

deglución de sólidos, lo tienen impedido por movimientos que realiza la lengua

hasta el cuarto o quinto mes de vida. También tenemos que destacar que su

sistema nervioso tampoco está desarrollado. La maduración del sistema

neuromuscular, ”hasta los 4 meses permite deglutir líquidos”, “de 4 a 6 meses

permite deglutir semisólidos” y “de 6 meses en adelante adquirirá la

masticación”.

Por ello a partir del 5º mes introduciremos la alimentación complementaria en la

cual le daremos alimentos distintos a la leche materna o de formula. El primer

alimento que puede complementar a la lactancia son los cereales en los que su

componente principal es el almidón que es bien tolerado y digerido a partir del

cuarto mes. Las primeras harinas, deben ser predigeridas, sin azúcar y sin

gluten el cual se introducirá entre los seis y ocho meses. Las papillas de

cereales las podéis preparar con la leche materna o de continuación.

Otro alimento que podéis introducir a partir de esta edad son las frutas, primero

comenzaremos en forma de zumo y a cucharaditas para que se

desacostumbren del biberón. Es aconsejable ir introduciéndolas poco a poco

para ir comprobando la tolerancia.

Las verduritas la introduciréis a partir del 6º mes en forma de puré y se evitaran

las espinacas, col y remolacha que pueden ser causa de metahemoglobinemia

(por su contenido en nitratos).En cuanto a las carnes a partir del 6º mes se

ofrecerá el pollo en forma cocida y triturado con la verdura puesto que es el

más digerible. Posteriormente se introducirá el cordero (7º mes) y por último la

ternera (8ºmes).

El huevo no debéis introducirlo hasta el 10º mes. Comenzareis por la yema

cocida mezclada con el puré y la clara la daréis a partir del año.

En cuanto a las legumbres podéis introducirlas a partir del 10º mes igual que el

pescado que no debe ofrecerse antes por su poder antigénico. A partir del añito

de vida de vuestro bebe podréis darle la leche de vaca entera.

Por ultimo me gustaría terminar dándoles unos consejos:

1. no introduzcáis ningún alimento sin el consejo de vuestro pediatra

2. la introducción de los alimentos debéis hacerla de forma gradual sin forzar a

vuestro bebe. “Tened en cuenta que le estáis ofreciendo sabores nuevos” así

que no desesperéis. Los cambios podéis realizarlos en intervalos para cada

nuevo alimento entre 8-10- 15 días.

3. Los zumos deben ser naturales y sin adición de azúcar. Tampoco debéis

añadir sal hasta el primer añito de vida.

Animaos a seguir estos consejos y vuestro bebe crecerá fuerte y sano.

Deja un comentario

×
movilwelcomebg
macapp
googleapp