0
Mi cesta

Total:0.00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0.00
Seleccionar página

sangrado nariz
Se define toda hemorragia con origen en las fosas nasales.
En general se trata de un proceso banal y autolimitado por lo que puede ser tratado desde la atención primaria, pero en ocasiones puede ser signo de un proceso grave llegando a comprometer el estado general del paciente, sobre todo si es muy abundante y si se produce en personas mayores.

Necesitan una mayor atención:
Los pacientes mayores.
Pacientes con epistaxis de repetición.
Pacientes con factores de riesgo: hipertensión, arterioesclerosis, coagulopatías.

Las epistaxis se clasifican en dos tipos:

Anterior: la hemorragia sale al exterior por los orificios nasales
Posterior: el sangrado fluye a la faringe por las coanas, presentando un control más       problemático;
Causas locales

    Idiopáticas.
Microtraumatismos (hurgado-rascado de fosas nasales).
Resfriado común.
Rinitis.
Factores ambientales (sequedad ambiental, humedad, altura, humo del tabaco).
Traumatismos.
Cuerpos extraños.
Tumores (neoplasias, pólipos y angiofibromas).

    Causas sistémicas
Fármacos (abuso de descongestionantes, toma de AAS y anticoagulantes/antiagregantes).
Enfermedades infecciosas (gripe, escarlatina, fiebre tifoidea).
Enfermedades cardiovasculares (HTA, arteriosclerosis).
Enfermedades hematológicas (coagulopatías , leucemias, anemia aplásica).
Enfermedades endocrinas (gestación, diabetes, feocromocitoma).
Enfermedades renales (nefritis) y miscelánea.

    Recomendar a los pacientes:

Intentar estar sentado o en cama semi-incorporado.
Dieta blanda y fría.
Evitar consumo de aspirina, tabaco y alcohol.
Prescindir de realización de ejercicio físico durante unos días.
Evitar estornudos enérgicos y si se estornuda hacerlo con la boca abierta.
No limpiarse la nariz en un par de días. Al hacerlo utilizar preferentemente irrigaciones nasales salinas o una solución salina doméstica (una cucharadita de sal en un litro de agua, mezclarlo, hervir y aplicar el agua, ya tibia).
Valorar uso de humidificadores de ambiente.
En niños, cortar las uñas con frecuencia.
En caso de hábito tabáquico, dejarlo: fumar seca e irrita las fosas nasales.
Ante una epistaxis colocarse hielo protegido con un paño en la nuca o masticar hielo (produce una vasoconstricción refleja) y una gasa o algodón impregnados en agua oxigenada en la fosa nasal, comprimiendo digitalmente las alas nasales durante unos 5 a 10 minutos, de forma firme y constante.
Si el sangrado no cede, existe algún problema respiratorio o hay un cuerpo extraño en la nariz debe acudir al médico de manera urgente.